Mi primera vez en solitario con todo el trapo

Al alejarse de tierra soplaba lo justo para coger fácilmente 5,5 nudos, pegados al puerto: calma total, por eso me atreví con la mayor yo solito.
Sólo puedo decir una cosa: fue un momento mágico, y no creo que la sensación de la primera vez se vaya a repetir, pero ya habrá otras cosas.
(si, se me fue la caña mientras grababa el video, lo se, se ve en la estela y se nota que pierdo velocidad).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 5 =