Calibrar cartas para OpenCPN

Describo en este artículo el procedimiento a seguir para Calibrar cartas para OpenCPN. De esta manera podrás disponer de un plotter en tu teléfono, tablet u ordenador portátil.
 
La aplicación OpenCPN es según dice su creador:
 

“OpenCPN es un Navegador Plotter gráfico, simple y conciso. Está diseñado para ser utilizado de forma continua en el puesto de mando de un barco en marcha, lo que permite al usuario seguir fácilmente su posición sobre las cartas cargadas en el mismo.  

Además, OpenCPN puede mostrar la marea y las predicciones meteorológicas actuales, así como información sobre otros buques equipados convenientemente en la zona. OpenCPN se ejecuta en un PC estándar o portátil y es compatible con Windows, Linux y Mac OSX.”

El problema es que la aplicación viene “monda lironda”, osea, sin carta de navegación alguna, pero esté tranquilo avezado lector, en este artículo trataré de explicar cómo convertir nuestra carta marina escaneada a una carta utilizable en OpenCPN.

Continuar leyendo “Calibrar cartas para OpenCPN”

Describo en este artículo el procedimiento a seguir para Calibrar cartas para OpenCPN. De esta manera podrás disponer de un plotter en tu teléfono, tablet u ordenador portátil.
 
La aplicación OpenCPN es según dice su creador:
 

“OpenCPN es un Navegador Plotter gráfico, simple y conciso. Está diseñado para ser utilizado de forma continua en el puesto de mando de un barco en marcha, lo que permite al usuario seguir fácilmente su posición sobre las cartas cargadas en el mismo.  

Además, OpenCPN puede mostrar la marea y las predicciones meteorológicas actuales, así como información sobre otros buques equipados convenientemente en la zona. OpenCPN se ejecuta en un PC estándar o portátil y es compatible con Windows, Linux y Mac OSX.”

El problema es que la aplicación viene “monda lironda”, osea, sin carta de navegación alguna, pero esté tranquilo avezado lector, en este artículo trataré de explicar cómo convertir nuestra carta marina escaneada a una carta utilizable en OpenCPN.

Continuar leyendo “Calibrar cartas para OpenCPN”

Fagilda y la “los muertos” de Wind Gurú

La verdad es que en teoría no es un punto excesivamente complicado para pasarlo en un barco pequeño como es el mío, pero yendo solo es otra cosa. El pasado viernes, casi sin viento, y sin tiempo para hacer largos bordos llevé el barco de Sanxenxo a San Vicente por enésima vez. La verdad es que casi todo el trayecto lo tuve que hacer a motor y resultó batante frustrante tras toda una semana pensando en salir a navegar. Por lo menos, tuve la compañía de tres tripulantes y de unos gin tónics tamaño cadete de esos que sólo se sirven en la Peregrina.

La previsión para el sábado era de 8 nudos de NW y mar de fondo de 1 metro y de lluvia para el domingo. Así que pensé en llevarlo de vuelta a Sanxenxo el sábado. Una vez más la previsión de windguru fue un fracaso, mucho más viento y mucho más mar, y para colmo, en solitario.

Dada la dirección del viento y del mar, el rumbo a seguir me llevaba por fuera de Ons, cosa que me venía de perlas, pues alejarse de Punta Fagilda era lo más inteligente, pues las olas se levantan mucho más allí. Mi idea, que al final fue lo que hice era hacer bordos descuartelando o con el viento por el costado para acercarme a Ons por fuera y luego en popa cerrada para pasar Ons y coger su abrigo pegado a punta Centolo. Eso fue lo que hice, tras entrar en el abrigo de la isla el mar se calmó por completo, aunque el viento era mucho más racheado, con aproadas constantes, pero fácilmente controlable con la escota de la mayor. Navegué pegado a la costa hasta llegar a la altura del muelle y viré al este ya todo recto para entrar en la ría pegado al Cabicastro. Tras el largo paseo eché el ancla en el Silgar para recoger todo y echarme una siesta. Una hora más tarde entraba en puerto.

Seguramente la semana que viene repita, y no veas lo que me tienta una noche fondeado en Ons.

18 días sin navegar

Sí, han sido 18 días seguidos sin navegar. Desde que soy armador no había estado tantos días sin salir un ratillo por lo menos. Supongo que el hecho de que Marzo haya parecido el Fimbulvetr de la mitología nórdica ha influido bastante.
Finalmente el pasado viernes, como siempre, yendo hacia el barco a poner las bisagras en la tapa del pozo del ancla, emulando a Scarlett O’Hara me dije: “a tomar por saco, llevo demasiado sin navegar, ya pondré las bisagras mañana”. Ni siquiera me molesté en quitar la lona de la escotilla de proa.
Dejo aquí una foto tomada a la salida del puerto para deleite de las “hordas de fans que tengo”, y la ficha de endomondo del breve recorrido navegado.

En invierno no se puede navegar

Dicen que en Galicia en invierno hace muy mal tiempo, que no para de llover, que el mar es peligroso, que no se puede navegar durante todo el año y muchas otras majaderías por el estilo.
A mi, de pequeño en el colegio me enseñaron que el invierno empezaba el 21 de diciembre y duraba hasta el 21 de marzo en el emisferio norte, y del 21 de Junio al 21 de Octubre en el emisferio sur. Luego, con los años, a medida que avanzaba de curso, me fueron corrigiendo algunas de aquellas enseñanzas, el invierno ya no empezaba el 21 de diciembre, sino en el momento en que los rayos del sol incidían perpendicularmente sobre el Trópico de Cáncer en el emisferio norte y sobre el trópico de Capricornio en el emisferio sur, y que esto no sucede siempre el mismo día. La verdad es que cosas de estas a lo largo de la vida de un escolar te las hacen con cierta frecuencia, otra típica es la del equilibrio químico, en 2º de BUP nos enseñaron una sencilla fórmula, que curso a curso se fue complicando hasta llegar a COU, donde dejé para siempre la química para lamento de mi padre, ante el horror de pensar lo que podía crecer aquella fórmula  durante cinco años de carrera. Creo que me estoy desviando del tema.
Como iba diciendo, se dice que en Galicia no se puede navegar durante todo el año: en mi caso, desde que empezó el invierno, en lugar de irme por las ramas esta vez, diremos que el pasado 21 de diciembre, sólo tres fines de semanas tres, he dejado de salir en barco. Esto es lo mismo que decir que he salido en barco en 9 fines de semana de lo que va del invierno, con un total de 20 salidas, que podrían haber sido más si no fuera por diferentes compromisos familiares y las compras de los regalos navideños, y eso que no está resultando un invierno excesivamente bueno en lo climatológico, y mi barco es sólo de 7 metros de eslora, si tuviera un 11 metros por ejemplo, el número de salidas hubiesen sido más seguramente, pues con 7 metros el mar de viento se nota mucho más que con 4 metros más de eslora.
Si de verdad te gusta navegar, no te molesta un chaparrón, no te molesta el frío, no te molesta la lluvia continua… Evidentemente, yo también prefiero navegar con 25 grados de temperatura, vientos de 15-20 nudos mantenidos sin rachas, cielo completamente despejado, pero esto es Galicia. Con una buena ropa de aguas y el abrigo necesario por dentro se puede navegar durante todo el año, y el que lo niegue o pudiendo hacerlo no lo haga, es porque esto tampoco le gusta demasiado este rollito.